Monfragüe

monfrague

Parque Nacional de Monfragüe.

En Monfragüe (Extremadura) es el paraje de bosque mediterráneo más extenso y mejor conservado del mundo, rodeado de montañas cubiertas de encinas, bosques y matorrales mediterráneos y salpicado de rocas y arroyos. Por otra parte, los ríos y embalses riegan las zonas ribereñas del parque nacional.

El nombre de Monfragüe proviene de “mons fragorum” (montaña densa), denominación que los romanos le dieron al territorio que hoy forma Extremadura y que perteneció a la provincia del Imperio de Roma conocida como Lusitania, cuya capital era Emérita Augusta. No cabe duda de que los romanos dejaron un impresionante legado histórico y cultural. El enclave en cuestión se encuentra ubicado en el centro de la provincia de Cáceres, en el triángulo que formaría las conocidas villas de Plasencia, Trujillo y Cáceres. Su espina dorsal es el río Tajo En su camino a través de suaves montañas rodeadas de extensas praderas.

Fue la primera zona protegida de Extremadura. Además de la categoría de parque nacional, en este territorio coexisten varias figuras de protección. En 1991 fue declarada Zona de Protección Especial para las Aves, cifra que se prorrogaría posteriormente (2004) hasta la actual ZEPA “Monfragüe y Dehesas del Entorno”, que abarca las 116.160 hectáreas que coincide con la Zona Periférica de Protección del Parque Nacional.

En el parque se crían más de 200 especies de vertebrados, muchas otras invernan o pueden verse de paso durante la migración a otras latitudes. Las aves son el grupo de vertebrados con mayor abundancia de especies e individuos, pudiendo poner como ejemplo al buitre negro, el águila imperial, el buitre leonado, el búho real, el águila real y el águila perdicera. Entre los carnívoros se encuentran, entre otros, la nutria,  el gato montés, el tejón y el zorro. También proliferan ciervos, jabalíes y conejos.

ciervo
Berrea del ciervo en Monfragüe

Indudablemente, existen infinitas facetas y nichos ecológicos que Monfragüe nos ofrece, lo que la convierte en un destino cada vez más buscado por los amantes de la naturaleza.